lunes, 23 de junio de 2014

Amar en tiempos post-modernos: El "Nice Guy"

Si te creías que lo tuyo no venía, sí tú, Mr. Nice Guy, pues te has equivocado. Hoy en Amar en tiempos post-modernos: el chico bueno. 

¡Hola a todos! Como ya saben Amar en tiempos post-modernos trata sobre el híper-rollo que es enamorarse, cortejar, ligar y todo lo relacionado al amor en está época caótica y media -por no decir extremadamente- complicada. Ya hemos perfilado al bullshitero y al player pero hoy nos toca el “chico bueno”. Antes de proseguir quiero disculparme por la heteronormatividad (que palabrota tan larga) de estos apartados, no es aposta, pero hablo desde mi experiencia personal como chica heterosexual. No es discrimen ni nada que se le parezca, al contrario si alguien no heterosexual se ha topado con especímenes de esta clase no duden en contactarme, ¡me encantaría escuchar sus historias de terror y de paso reírnos un rato!

Ahora imagino que estarán pensando: ¿Pero qué dices Dori? ¡Si el chico bueno es lo que todas queremos! ¡Es el fabuloso príncipe azul que nos levantará en su fuertes brazos, nos montará en su corcel y nos llevará a nuestro castillo encantado! Creo sin querer describí una portada digna de Fabio. Por si no lo conocen él es Fabio y a esto me refiero: 



Si piensas así, te aconsejo que pares de leer justo aquí. Primero porque serías una vergüenza para las feministas hardcore y segundo porque todos tus sueños y fantasías quedarán aplastados.

El chico bueno es un fenómeno que me atrevo a decir ha cobrado mucho auge desde los conocidos memes del friend zone. Tema que hablé en ayuda a un lector, si quieres releerlo presiona aquí. En mi caso particular me he topado mucho con estos individuos y desde hace mucho he sopesado el tocar este tema no obstante en mi primer día de Boot Camp me choqué con un fantasma de “chico bueno” y me dije: “¡Ajá! ¡Debo escribirlo pero ya!” 

La verdad es que los chicos buenos son para mí peores que los chicos malos. Porque honestamente las mujeres saben si con quien están saliendo es un patán, pero aun así deciden seguir adelante con esa relación por la quimera de que pueden “cambiarlo para bien” (parte de esa trillada idea se la debemos las princesas de Disney y a Corín Tellado, ¡miren lo que provocaron!) y será una historia de superación con amor que se verá linda en Power Point mientras tocan The Reason (si no conoces esa canción, lo siento no puedes hablarme) en la boda. El punto es que al menos en ese caso no hay un acto de hipocresía, de intención taimada, sabes que el tipo es así y aun te arriesgaste. Ahora bien el proclamado chico bueno es todo lo contrario. 

Es el que siempre se vende como todo corazón. Te manda mensajes a todas horas, te responde por Whatsapp a la velocidad de la luz, le encanta escuchar hasta lo más idiota que tengas por decir, te escribe poemas, te invita a salir, posiblemente te visite inesperadamente con helado cuando casualmente estás en tus días del mes y no olvides que siempre estará ahí para ti porque ante todo es tu “amigo”, para lo que necesites (como un booty call pero esa parte por lo general se la reservan). “Estoy en las buenas y malas… ¡Ah! Y pienso que te ves más hermosa aun sin maquillaje”. BULLSHIT ALERT. Es taaaaan “perfecto” que da grima. Es cortés, sensible y siempre recuerda preguntar por tus padres, tus hermanos, tus tíos, tus abuelos, tu perro, tu gato, el primo, la novia del primo, el sobrino de la amiga de tu primo, y por ahí la lista es interminable…

Básicamente tiene tatuado la letra de Never Gonna Give You Up (si no conoces esa canción, sal de mi blog inmediatamente) en el cuerpo. Y siempre están intentando convencerte de lo buenos que son. NEXT!

Llega el momento en el que no encuentras cómo ya dejarle claro que “NO TE GUSTA” y  le rechazas los “gestos desinteresados”  hasta la saciedad, así que al final, sucumbes y aceptas para “que no se sienta mal” pero siempre siendo clara “Awww, gracias, eres tan buen amigo” entre otras frases menos sutiles, marcando la raya. Él te jura y perjura que entiende. “Somos amigos solo eso, yo te respeto” por ende respiras tranquila y duermes sin cargos de conciencia. Pero luego pasa el tiempo y lo que pensabas que estaba bien y normal es en realidad una TORMENTA TORMENTOSA a las 7pm, 8pm centro por Telemundo. O sea un culebrón malo, donde sin saberlo la antagónica te has vuelto tú simplemente porque no cediste, perdón “no abriste los ojos” ante el chico excepcional que se muere por ti y está dispuesto a bajar el sol y la luna solo por  verte sonreír… Vomitemos. 

No te habla, te aplica la ley del hielo y la técnica pasiva agresiva de publicar en Facebook cosas como: “todas las mujeres son unas malditas que se merecen todo el mal que puedan recibir por no hacernos caso a los hombres buenos y estar detrás del los *&^#^*&%$##%^!!!!”  El mismo día en que alguien te “tagueó” con un chico, o le comentaste que conociste a alguien o simplemente le dijiste que parara con los halagos porque te hace sentir incómoda, o peor aun porque TIENES NOVIO.

Pero y ¿qué pasó con “el amigo por siempre y para siempre”? Te contaré lo que le pasó… ¡Se fue a la MIERDA! Porque en realidad nunca existió, en cuanto note que de ti no obtendrá lo que quiere se desaparecerá. Te eliminará de toda su existencia y te maldecirá con un yuyu por el resto de sus días. 

Supuesto nice guy que me lees, eres un FRAUDE. Si la chica en la que estás interesado ya te ha dicho hasta con manzanitas que no te quiere de esa forma, sé un hombre bueno de verdad y respeta eso. No insistas, no saques en cara todo lo “maravilloso” que has sido con ella, todas las veces que la oíste hablar de su obsesión con Orange is the new Black aunque por dentro te morías por decirle que te aburre como ostra o de cuando la invitaste a Fine Arts o cuando tomaste clases de cómo cuidar y crear un Bonsái porque viste que le dio “like” a eso. Detente. Nada, lamentablemente para ti, te da derecho a que se tenga que sentir obligada a “agradecerte” y salir corriendo a tus brazos. NO TE DEBEMOS NADA. No somos malas porque no sintamos esa atracción hacia ti. ¿Acaso tienes idea de cuántos proceso químicos están también envueltos en todo esto?  Culpa a la feromonas si quieres pero por favor… Crece, supéralo y sigue con tu vida. Lo que será, será y con quien tenga que ser… Eso me quedo tan enredado como la infame cita de Jaime Mayol pero creo que me entienden… 

Toma una postura madura y deja de chillar como bebé, eso no es nada atractivo y es un panties on automático, confía en lo que digo. 









Nos leemos en un tris,
Dori dori

sábado, 21 de junio de 2014

Chachareo

“Confraternización”. La palabra de por sí hace que ponga mis ojos en blanco, pero como (casi) siempre pasa, como decimos en mi país “a quien no le gusta el caldo le dan dos tazas” … ¿Dos o tres? No recuerdo… ¡En fin! La semana que viene comienzo una serie de “talleres” o como a la Escuela de Derecho le gusta llamare “Boot Camp”… Discúlpenlos, ellos piensan que suenan “trendy” cuando en realidad se parecen a nuestros padres al momento en el que abren un Facebook porque creen que es “cool” (¡mami te amo, y no dije eso por ti!).  Estaré aprendiendo sobre todo lo que me espera al ser una estudiante de leyes y ya les digo que  está como para querer irse corriendo.  Porque entre cómo saber distribuir el tiempo para tener (la ilusión) de vida social mientras estudias la carrera, cómo no abusar de drogas para un mejor desempeño, cómo sobrevivir y otros temas, que sí,  aunque duro de creer forman parte de lo que me hablarán la semana entrante pues lo único que me pregunto es: ¿En qué RAYOS me he metido? 

Luego, luego, les cuento cómo me fue con eso y con las otras “actividades de confraternización”. Derecho está intentando muy fuerte hacer alguien sociable de mí... Así que es mejor que desempolve el carisma y esa parte encantadora que no sé si posea, y deje de tirarme los chistes sarcásticos entre otras cosas no políticamente correctas a lo Chandler Bing… aunque sabemos que eso no va a pasar y lo más probable es que esto termine pasando:



Porque en mi cabeza soy súper graciosa y adorable, y nadie puede contra eso… ¿verdad? 

Me anima pensar que al menos habrá comida, aunque eso aun ni lo sé… ¡POR DIOS ESPERO QUE HAYA COMIDA! Porque si no mi corazón quedará destrozado… En orden de que sea simpática necesito alimento en mi sistema. Regla dorada. 

Ahora bien las fiestas, reuniones, filas en el supermercado, salas de espera… Entre otras cosas son escenarios de alta ansiedad para mí. Porque no sé ustedes pero por lo menos aquí en Puerto Rico la gente en su mayoría son muy cálida y afable lo que es genial pero una tarea un poco difícil para los que no tenemos esa agudeza mental y somos sumamente introvertidos. Hay veces en el que no negaré que el teléfono ayuda mucho y puedo asegurar que unos cuantos nos hemos pillados haciendo un Mavis Dary a lo Young Adult. Esa escena lo es TODO. 



Los famosos small talks se me dan fatal lo que es muy desesperanzador ya que me esperan semanas de mucho “small talk” y ahora con todo esto de las conexiones y el dichoso networking, nos toca hacerlo. No hay de otra. Adelante una pequeña muestra de lo que tiendo a pensar mientras estoy tratando de llevar el hilo de la conversación:

-¡Ay, no le pregunté el nombre!
-¿Cómo dijo que se llamaba?
-¡Uh, mira sus zapatos!
-¡No los veas!
-¿Qué dijo?
-¡Dios, no entendí que dijo! ¿Le pregunto?
-Ya le dije “¿qué?” dos veces, una tercera sería demasiado...
-Solo sonríe y asienta con la cabeza…
-Tengo hambre.
-¿Qué?
-¡PRESÉNTATE! 
-Debo ser sorda…
-Me pica la nariz.
-¡Oh Dios, soy sordaaaa!
-¿Estrecharemos manos o beso en la mejilla?
-¡PRESENTA A TU ACOMPAÑANTE! 
-¿Dónde están las bebidas?
-Mis zapatos me están matando…
-Mami.
-Tengo que ir al baño.
-¡BANDEJA DE QUESO!
-De verdad… TENGO QUE IR AL BAÑO.

¿A cuántos les ha pasado? Pues no se sientan solos estamos aquí para auto-compadecernos y tomarlo todo pues como se deben tomar las mayorías de las cosas en esta vida, ¡con humor! Aparte aun somos adultos en proceso. 

Nos leemos en un tris,

Dori dori
Con la tecnología de Blogger.

Follow

Contact Us

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Translate

 

La Bella Vita di Dori Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger