viernes, 16 de mayo de 2014

"De facto"

La verdad que esto de los compromisos se me da fatal, ya ni me voy a excusar, porque la verdad ni caso tiene. Siempre me prometo escribir más aquí y termino haciendo lo contrario. Pero no hay mejor motivación que la procrastinación, la cual me ha hecho desempolvar un poquito el blog como otra de una de las 1,000 maneras de evadir estudiar para los “finales” y de vez para chismear un ratito con ustedes que me leen (si es que todavía hay quien lo hace). Aprovecho para dejarles saber par de las tantas cosas que me han pasado en estos últimos meses. Bueno mis días han estado algo interesantes (por no decir de la patada en su mayoría), entre aprender francés, lidiar con gente pesada, con chicos un tanto intensos dentro y fuera de las redes sociales, y agobios por parte de la universidad, la verdad es que sentía un hastío que no daba para más. 

No se si saben que soy una de las personas más ansiosas y preocupadas del planeta tierra (aun ando esperando mi certificación por parte de los récords Guinness) así que entre todo ese caos cuando me enteré que de hecho fui aceptada en la Escuela de Derecho UPR, fue uno de los mejores momentos de mi vida y más que por el logro… acá entre nos, porque… ¡Ya tengo 3 (bueno en mi caso 4, si todo se da como planeo, ya luego les presumo por aquí) años resueltos, en donde podré continuar evadiendo el mundo real y de paso obtener un juris doctor! Y esos mis amigos, es un alivio, ENORME. 

Como que he soltado la noticia de una manera muy ligera, ¿no? Recapitulemos un poco, para que se adentren a lo que fue esta penuria casi eterna (en serio chicos ¡cuestión de meses!!!) de esperar la bendita respuesta de si estaba adentro o no. Antes que nada se que tengo lectores de otros países así que a vuelo de pájaros les resumo los requisitos necesarios aquí para convertirte en abogado/a, bueno mejor dicho para entrar a la escuela...

Primero, obtener un título de bachillerato de una universidad, luego someterte a dos pruebas creadas por el mismísimo Satanás llamadas LSAT, que es un examen estandarizado por tiempo (mis favoritos… ¡NADA QUE VER!) donde básicamente te torturan las neuronas hasta que te hacen dudar de tus capacidades mentales y el otro llamado EXADEP, igual de malo, pero con un toque especial que en mi caso lo vuelve aun peor… con MATÉMATICAS. Y cuando digo matemáticas me refiero a cosas que para estudiantes de artes liberales como lo es mi caso, no hemos visto ni tocado en años, así que se podrán imaginar lo divertido… Ambos te hacen llorar y querer pegarte un tiro. Ah, y como olvidar, contar con un buen promedio universitario, lo que sería una pasada si la mayoría de los profesores no fueran unos hijos de la GRAN… ¡Oh Dios por qué a nosotros! 



Pero lo importante es que todo salió chévere. Y ¡entré! Ay, ay, ay… Disculpen pero es que me emociono mucho y… Muéstrales Selena… 


Todo este proceso me hizo entrar en un momento de introspección y profunda meditación y a veces, mientras escuchaba a mis compañeros o amigos que también habían solicitado a Derecho me preguntaba… ¿Así es como se sentía Katniss antes de entrar a la arena? Porque les cuento que la competencia es feroz, sin piedad, devastadora. Y cada vez que escuchaba a alguien hablar de todo el trabajo comunitario que había hecho, del internado en el senado, de cómo tiene notas de excelencia, de cómo su papi o mami tenía contactos, de cuan fácil había encontrado los exámenes, de lo impresionante de su  résumé  y toda esa PURA MIERDA, mis instintos asesinos se apoderaban de mi y solo quería decirles: 



En fin, al menos ya eso quedó en el pasado, y como Katniss, una vez comience la escuela me enfrentaré a una nueva y peor arena (sí, uso metáforas basadas en Los Juegos del Hambre, deal with it ), pero espero contar con mis buenos aliados, quienes me soportaron durante todo este tiempo y me acompañaron cuando el estrés me estaba matando y tuve que usar una cosa en el cuello que me hacía ver súper sensual, les digo, la tortícolis puede llegar a ser tan ¡chic! 

Fueron tiempos difíciles pero ahora, solo miro hacia atrás y me doy cuenta que esta nena ya está grande y sabe enfrentar a los Mutos  ella solita. Eso se merece un: FUCK YEAH! 



Ahora bien les comparto una lista de las razones por las cuales quiero estudiar derecho que no alcancé a escribir en mi lettre de motivation (que de algo sirva el francés), porque de haber sido así posiblemente no sería una estudiante de leyes ahora… Oh well! Aquí les va: 

  • Porque no se matemáticas ni por salvar mi vida.
  • Porque odio las matemáticas.
  • Porque tengo excusa para vestir súper elegante en el campus sin parecer una desentonada. Mi estilo será boss-girl-bitch-fresh-to-death.
  • Porque ahora podré decir “soy estudiante de leyes y conozco mis derechos” en caso de que alguien con autoridad quiera amedrentarme o tal vez no…
  • Porque no sabía qué hacer con un bachillerato en humanidades.
  • Porque odio las matemáticas.
  • Porque “The Good Wife” es una súper serie, y Alicia Florrick patea traseros ¡YEAH!
  • Porque mi plan original de estudiar medicina fracasó al darme cuenta pues de que admiro las ciencias naturales pero… NO LAS AMO. ¡Lo siento Marie Curie! 
  • Porque tendré una justificación ante todos para mi sarcasmo y cinismo:
           -Dorimar eres tan morbosa…
          -Déjala, estudia leyes.
          -Con razón, los abogados no tienen alma, eso lo explica.
  • Porque podré usar jerga en latín, like all day everyday. ¡Quiero un chai latte de facto, por favor!  
  • Porque mi encierro e imposibilidad de socializar será aun más comprensible y aceptada. 
  • Porque mis habilidades a la hora de ganar argumentos me hará INVENCIBLE. 
  • Porque puedo.
  • Porque quiero.

Y esto mes chéries, es todo por ahora. Intentaré no perderme tanto. 

Nos leemos en un tris, 
Dori dori



4 comentarios:

vampiritagirl dijo...

OMG! Dorimar ha vuelto a renacer de las cenizas.

Es bueno volverte a leer. Me hacían falta tu entradas. Mucho éxito en la Escuela de Derecho.

Por favor, no te pierdas tan a menudo.

Dori Dori dijo...

Como el ave Fénix vampiritagirl!!! Espero escribir más ahora en verano :D!!! Gracias por leerme y comentar, me hacen mucha falta mi familia bloguera!!!

LaEmperatriz dijo...

¡¡Enhorabuena, amiga!! Me alegro mucho que hayas entrado en la Escuela y que hayas elegido ese magnífico oficio. Se ve grande. Serás una gran abogada, después de leer algunas de tus motivaciones jaja
Me mató el estilo "oss-girl-bitch-fresh-to-death" XD

Un beso enorme,
~El Club de las Sebaduras~

Dori Dori dijo...

Gracias LaEmperatriz!!! Te echaba mucho de menos, espero que estés súper y gracias por darme la vueltita por aquí!!! Un abrazote!!! xo

Publicar un comentario

¿Te gustó? ¿Lo odiaste? ¡No importa! De todas formas quiero saber tu opinión, así que no dudes en comentar, siempre y cuando sea con respeto. ¡Gracias por leerme!

Con la tecnología de Blogger.

Follow

Contact Us

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Translate

 

La Bella Vita di Dori Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger