lunes, 7 de enero de 2013

Bailemos

¡Hoy 7 de enero  de 2013, quiero felicitar a mi amado padre en su cumpleaños! Deseo que junto con mi madre viva eternamente, o por lo menos hasta que yo muera. ¡Ja! ¡Te amo pa, que cumplas muchos más! En otras no muy agradables noticias, esta semana comienza la universidad, nuevamente. Admito que estaba muy desorientada, tanto que creía ya estar en las vacaciones de verano. No dejo de pensar en las vacaciones de verano y en que ya ansío poder descansar otra vez. Lo que revela sin lugar a discusión que soy una vaga, vagoneta, vaguísima. ¡Que pereza! Y debo ponerme en órbita, ni si quiera he comprado una libreta… Ni modo. La verdad, ahora me preocupa el que mi hermano está con fiebre y eso me pone toda triste. Espero y no sea nada grave y se recupere pronto. Ugh…Definitivamente los ¡lunes apestan! Y no una peste rica de queso finolis, si no de las pestes que te hacen enojar y sacar lágrimas al mismo tiempo. Aunque, a veces pienso que los lunes son tan mal incomprendidos. Pobres, debe ser difícil cargar con la peor reputación de la semana. Lunes, cariño, no tienes la culpa de mi malhumor. Son un cúmulo de pequeños acontecimientos que se me han posado como una piedrita en el zapato. Pero la buena noticia es que ya me los sacudí con una buena sesión de baile para uno.

Les recomiendo la terapia del baile para uno. Las mejores fiestas a las que he ido, en realidad vendrían siendo las únicas. Dios… de verdad que necesito salir más de casa supongo. Como sea, las mejores fiestas requieren de Pandora/Youtube (a discreción de ustedes) un buen par de medias (para resbalar bien por el piso) y el moverte hasta que los huesos parezcan gelatina y tengas convulsiones provocada por el éxtasis de la buena música. No tienes que ser un bailarín profesional, mientras peor te menees, ¡mucho mejor! Tienes que ser ridículo, errático y estar cubierto en sudor. Es casi una terapia. Te libera y tiene como bono ser un increíble ejercicio de cardio.  Entre sus múltiples ventajas también cabe destacar que son súper baratas y muy “padres amigable”. Puede y crean que estás drogado o ebrio al verte remeneándote como un gato epiléptico pero eso no importa. Y no. Nunca he visto un gato epiléptico. Al menos no que recuerde.



 ¡¿QUIÉN QUIERE PONERSE SALVAJE Y BAILAR HASTA VOMITAR?!... ¿Nadie? ¿En serio?... ¿De veras? Pues se ¡fastidiaron! Porque estamos hoy reunidos aquí para bailar todos juntos en nuestras habitaciones y si tienes la casa para ti solo. ¡Qué envidia! ¡Pero de la buena! Es por tal motivo que les presento mi playlist con algunas de las mejores canciones para bailes para uno. Si no hacen que sacudas lo que tu mamá te dio o mover aunque sea uno de los 206, ¡206!, huesos de tu esqueleto. ¡Te devolvemos tu dinero! ¡Y ni si quisiera tengo que hacerlo, porque no me has dado ni un centavo! Ya, sin tanto preámbulo vamos con la canciones.

 #5: “Tokyo” The Wombats



No estás en ningún bar de Japón, pero con esta tonada te transportarás a uno. Créeme, saltarás y harás estupideces como si estuvieras intoxicado por mismísimo Sake. ¡Salud! 

 #4: “The Night Out” Martin Solveig



 Demás decir súper pegajosa. Y puede que hasta alguno se identifiquen con la letra.

 #3: “Money Maker”



The Black Keys Ningún baile para uno, podría estar debidamente completado sin esa canción que nos saca nuestro lado RAWR o de stripper de bar de mala muerte. Ya saben sin esa, que nos haga hacer esos movimientos que jamás pensaríamos hacer en público. ¡Tomen ese tubo imaginario y domínenlo!

 #2: “Fancy Footwork” Chromeo Si esto no te hace bailar… nada lo hará. ¡NADA!



 Y por #1, redoble por favor…

 “You Get What You Give” New Radicals ¡Un clásico, que no solo te hará bailar sino sentir híper-bien!



 ¡Y que continúe la fiesta! 

 Nos leemos en un tris,
 Dori dori

6 comentarios:

LaEmperatriz dijo...

Ay Dori, acabo de escribir un comentario y se borró todo por culpa de mi internet. Ahora mi comentario ya no será tan gracioso como lo fue XD Lo intentaré...
Me parece muy mal que vuelvas a las clases. Mal por tí y mal por el resto que te veremos poco por aquí :(
Pues felicidades a tu pa, espero que lo pasara genial. Ayer fue fiesta aquí, así que hoy comenzamos la semana con un lunes camuflado en martes.
Reconozco que no soy mucho de bailar con público. Me gusta mucho bailar en casa, sola, y en bragas!
Buen repertorio!! Todas a bailar como locasssss!! =D

PD. te escribí en todas y cada una de las entradas que has publicado este año nuevo jaja qué cansina!

Un beso,
~El Club de las Sebaduras~

vampiritagirl dijo...

Felicidades tardías a tu padre.

Claro, bailar es un buen ejercicio.

Tampoco quiero regresar a clases, pero hay que hacerlo. Al menos para mí, que estoy en cuarto año, se irá rápido este semestre. Al menos quiero creerlo. Entre las giras, las pruebas de avanzado, las PPAA y la semana santa no quedará mucho tiempo para dar clases.

Saludos

Dori Dori dijo...

Jajaja he muerto de la risa con el comentario, bailar en bragas es lo MEJORRRR!!! Te extrañé LaEmperatriz!!! Y para nada me cansa que me comentes en todas las entradas, al contrario!!! Me alegra de mucha pero que mucha alegría!!! xoxo

Dori Dori dijo...

Gracias VampiritaGirl!!! Disfruta mucho tu último año, que como bien dices se pasará volando!!! Un mega abrazo!!! xoxo

Jayson Oliver dijo...

Dori este articulo me hizo reir de tan espontaneo que resulto ser... Es cierto pobre lunes. Y la de Martin Solveig me la pegastes tu! :D
En fin, a mi no me gusta bailar pero cuando es imposible no hacerlo me adueño de el suelo. Soy mas una mezcla de moshpit con merengue. Puño, puño, patada, puño, vuelta y para limpiar el acto; un split accidental.

Dori Dori dijo...

Jayson eres el mejor, jajajaja

Publicar un comentario

¿Te gustó? ¿Lo odiaste? ¡No importa! De todas formas quiero saber tu opinión, así que no dudes en comentar, siempre y cuando sea con respeto. ¡Gracias por leerme!

Con la tecnología de Blogger.

Follow

Contact Us

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Translate

 

La Bella Vita di Dori Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger