miércoles, 18 de julio de 2012

Confesiones bochornosas de placeres culpables (Parte I)



¡Hola, hola! Ombligo de la semana y ando no tan creativa, la verdad un poco apagada. El novio se va cuatro días fuera del país mañana a un viaje muy importante y la idea (aunque tiene sus ventajas también para mí, como el no preocuparme por afeitarme las piernas y vestir el pijama todo el santo día) me tiene algo… “bleh”. No hay palabra aun existente para mi estado de humor, híbrido entre triste, alegre (porque es algo muy bueno para él) e inerte. La ermitaña se apoderará de mí, haciendo lo que quiera a sus anchas. ¡Genial! Ahora bien, continúo pensando en que no hay adjetivo más cercano en este momento que el anglicismo, que resulta ser de la misma forma un reverendo disparate… “bleh”  para describirme justo ahora. ¡No se me ocurre nada! Definitivamente la Real Academia Española debería seriamente considerar añadir “bleh” al diccionario. ¡Sería perfecto!

bleh.

(Del onomatopéyico homónimo inglés)
    1.  adj. y com. Sonido representativo de un estado de ánimo sosamente insoportable:
        esa chica está tan bleh, no le huelen ni las azucenas.

Cero dudas en lo ridículamente sencillo que se me haría ser entendida en una conversación real si fuera una palabra verdadera. Como sea. No hay nada mejor para aniquilar lo “bleh” que despojándose de más de un placer culpable. Posiblemente sea la única que encuentre divertido revelar sus aficiones, pasatiempos y gustos más “bochornos”. Polémico por demás, luego de hacer una entrada donde aclamo con fervor lo “raro” en uno y el defenderlo ante todos. Pero sincerándonos no sé ustedes, pero yo en más de una ocasión he experimentado el disfrutar algo que luego me hace dudar del porqué me gusta en primer lugar. Abundo para los que vivan debajo de una roca y no tengan la más remota idea de lo que es un placer culpable. Según Wikipedia  (porque sabemos que si está en Wikipedia  significa que es correcto):

«Un placer culpable es algo que uno disfruta y considera placentero a pesar de la sensación de culpa por disfrutarlo. ‘La culpa’ envuelta en ocasiones es temor a que otros descubran los gustos vulgares o embarazosos. Moda, juegos de video, música, películas y comida chatarra pueden ser ejemplos de placeres culpables. «

Adelante una lista de los top 5 de mis placeres culpables  bochornosos que disfruto a sabiendas de los daños colaterales a mi imagen, dieta, reputación, o IQ.

*Los “top” pueden variar dependiendo qué nueva cosa me obsesione.

5. “Princesitas” (“Toddlers & Tiaras”) tv show

¡Dios he tocado fondo! ¡Tan mal que hablo de este programa (de TLC) pero siempre me pillo viéndolo! Encuentro fascinante y aterrador como estas niñitas (aunque las categorías comienzan desde infantes) que participan en estos certámenes de belleza luciendo como muñecas de porcelana (poseídas, sacadas de una película de terror bajo presupuesto), actuando como “mujercitas” lo ideal para cualquier pedófilo. Gastándose tremendo carácter. Pero si miedo dan las niñas, créanme no es nada comparadas con las madres. Les aseguro que cada episodio estará repleto de drama, drama, drama.




4. “Call me maybe” de Carly Rae Jepsen canción

No hace falta explicar mucho en esta. La canción es de lo más pop-súper-pegajosa-hasta-hacerte-enloquecer, hasta ahora escuchado. Sí, religiosamente cada vez que suena la canto y se me queda la manía todo el día. El cómo la descubrí es inclusive más bochornoso aun, fue antes que sonara mil veces en la radio de este país y gracias a este video:


Lo que está fuertemente vinculado al siguiente:

3. “JustJared.com” página web

Lo juro, prendo el ordenador y luego de checar el Face  ni si quiera voy a los emails sino automáticamente a Just Jared para acosar a mis celebridades de la cultura pop. La flecha del mouse se dirige sola, debe ser eso. (¡Es enfermizo Dorimar!)


2. “Salsa” comida

¡Me refiero a esa majestuosa salsa roja imprescindible para los nachos (coloquialmente salsa para Tostitos)! ¡YUM! En mi caso si encuentro un frasco de esta delicia en casa me lo como entero en un abrir y cerrar de ojos, sin chistear. Mi problema es que se lo pongo a todo lo que crea pueda saber bien, y hasta ahora no me he equivocado. La salsa todo lo hace saber bien… (Se me hace la boca agua mientras escribo esto).


1. “Sesiones de Karaoke coreano en Youtube”

No es de esconder que me ENCANTAN los doramas coreanos (sino pregúntele al pobre de mi novio) junto con ellos he descubierto el maravilloso mundo del K-pop y desde entonces no soy la misma. ¡La música es tan adorable! Por lo que no es de alarmarse si  un viernes en la noche (a menos que esté de paseo) me encuentres en casa entonando a todo pulmón (o intentándolo) una canción coreana usando el cepillo como micrófono. Mi primera canción (y única hasta ahora) aprendida en su totalidad de memoria es esta:


Si leíste este post tan largo ¡eres súper! o estabas tan aburrido como yo. Te invito a que compartas tus placeres culpables  si te atreves...

Nos leemos en un tris,
Dori dori



8 comentarios:

Ady Cantero dijo...

Jeffrey y yo nos morimos de la risa con la número 5, por que yo hago literalmente lo mismo!!! Jajajajaja. Lo critico "por un tubo y siete llaves" pero no paro de verlo jajajaja!

Dori Dori dijo...

Qué alivio!!! Ya no me siento tan mal!!! Jajajaja, que bueno que obligaste a Jeff a leerlo LOL!!!

Ady Cantero dijo...

Jajajajaja!! Se lo leí mientras manejaba, para que no tuviera muchas opciones jajaja!!!

Dori Dori dijo...

OH! Qué chica tan lista ;)!!! Jajaja (sigue así LOL)

Ayshananda dijo...

Andamos iguales en dos cosas: Detesto el programa ''Pincesitas'' pero no me pierdo un programa sólo para ver que tan locas están las madres. En serio, pobres nenas. Ya la veré hechas unas frívolas sin corazón cuando sean adolescentes. De verdad, los padres son los que dañan a los hijos, y luego le echan la culpa a ellos (gracias a Dios mi mamá me crió como debe ser: ni muy consentida, ni muy abandonada. Todo en un perfecto balance, aunque siempre hayan apapachos exagerados XD).

Los Karaokes Corenos... Dios, ¡Cómo me encantan sus canciones!. De verdad son unos genios en la música. Mi Dorama favorito es Sonata de invierno, y con esas canciones... Me roba el corazón.

Ah, gracias. Me diste una nueva página donde espiar como desquiciada a mis celebridades xD

Un abrazo♥

Dori Dori dijo...

Esa nenitas se apoderarán del mundo y no quiero estar cuando eso pase, jajajaja!!! Podemos ser compañeras de karaoke!!! Por cierto vi Sonata de invierno pero le tengo un gran cariño a Goong ^^ Los doramas son lo máximo!!!

La Chinoida dijo...

Hola! Primera vez que visito tu blog.
Mirá, comparto varios de tus placeres culposos:

Me pasa lo mismo con Princesitas siempre termino viéndolo pese a que critico a ese tipo de madres.

El video de Call me maybe me pasó lo mismo, hasta hice una entrada en mi blog al respecto. Podés leerlo en este link http://lachinoida.blogspot.com/2012/06/las-mil-y-un-parodias-de-call-me-maybe.html

Le llevo el pulso a los famosos en TMZ. En mi caso, le agregaría ver a las Kardashian (lo sé es estúpido y tonto pero siempre que hago zapping me quedo viendo para criticar y termino viendo uno o dos capítulos plooop).

Dori Dori dijo...

Jajaja qué alegría leerte, también veo las Kardashian y qué buen artículo que pusiste en tu blog, me siento identificada! Saludos!!!

Publicar un comentario

¿Te gustó? ¿Lo odiaste? ¡No importa! De todas formas quiero saber tu opinión, así que no dudes en comentar, siempre y cuando sea con respeto. ¡Gracias por leerme!

Con la tecnología de Blogger.

Follow

Contact Us

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Translate

 

La Bella Vita di Dori Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger