sábado, 14 de julio de 2012

¿Celebridad o Paparazzi? Ninguno, solo lelos del Facebook



Abriré este escrito con un: ¡qué fastidio! Ando ya llena de puro hastío. ¿A qué se debe mi descontento? A una situación que es preocupante y considero debería consternarnos a todos los que somos parte de una (o generalmente varias) redes sociales. En el encabezado me he dirigido directamente a Facebook porque es la única red social que en mi caso utilizo, sin embargo también aplica para otras igualmente populares. Sí, ¡te hablo a ti también Twitter! Disculpen el bamboleo y si me permiten iré al punto.

Es innegable que nuestro día a día para bien o para mal consiste en gran medida a una alarmantemente adictiva  relación con la tecnología cibernética.  El ordenador es casi ya considerado un miembro de la familia y piensen en lo que sucedería si alguien tocara la portátil sin permiso. ¡Madre mía! Nuestros “Smartphones” parecen extensiones de nuestras manos sin nada que envidiarle a un ciborg auténtico y cada vez somos más (mea culpa en esta) los que sin darnos cuenta evitamos situaciones de interacción humana (cara a cara) por estar pegados al internet. Es por eso que a veces cuando me entran los aires filosóficos me encuentro especulando si son razones así las que facilitan sin más el renunciar a nuestra privacidad y ventilar el todo de nuestras vidas por el Face  como si fuera la cosa más natural del mundo. Lo que me llevó a analizar más a fondo ciertos comportamientos que lamentablemente muchos de mis "amigos” de dicho sitio encuentran aparentemente normal y necesario, sin pensar en el resto que los observa al otro lado del monitor con caras confusas seguido por la pregunta: ¿En serio?

Se me hace fascinante dentro de los grados del patetismo, ver lo que he catalogado como “Complejo de Celebridad-Paparazzi”, inevitable que la canción de Lady Gaga no suene de fondo. Hemos tergiversado el uso primario de las redes sociales, que si mal no recuerdo era el conectarnos con aquellos que no tenemos cerca, o que no hemos visto hace mucho, o hasta el conocer nuevas personas, para satisfacer una sed peligrosa de reconocimiento, falsa popularidad y descomunal narcisismo que crece como un monstruo voraz que alimentamos mayoría de las veces a son de “likes”.  Algunos lo hacen con cierta sutileza otros con abierto descaro hasta el grado de solicitar que leas sus status, veas sus fotos, comentes en sus escritos (muchos con GRAVÍSIMAS faltas de ortografía cabe mencionar) entre otros.

Es comprensible el pensar “Es mi perfil y por ende pongo lo que me venga en gana”, bravo, nadie discute ese argumento tan válido. ¿Pero es realmente necesario enterarse de lo que desayunas, almuerzas y cenas? O de cuántas veces vas al GYM, de lo que oíste de mengana, sutana y fulano peor aun hasta de las veces que visitas el baño (no exagero en la última, he tenido que presenciar la fotografía de una mujer haciendo lo que se supone quede entre dos exclusivamente, entre el individuo y retrete). Conclusión: NO. En el fondo sabemos bien que no es necesario.

Más triste los casos de los foto-adictos. Dejo escapar un suspiro mientras reconozco que el Instagram es fenomenal, a mí me encanta todo el rollo vintage  en las imágenes, no es un secreto que en ocasiones he manifestado que me siento extraída de la  Belle Époque. Ahora, eso no me hace tener un álbum con cuchucientas fotografías donde muestro todo lo que me compro, lo que como, a donde voy y la compañía (aparte que es un poco perturbador, le ponemos en bandeja de plata la fechoría a cualquier criminal). Es lindo de vez en cuando no me tomen a mal, por aquello de tener un recuerdo tangible. No obstante si algo he aprendido de mi madre es que “lo poquito agrada y lo mucho enfada”. Siempre hay que mantener un balance. Somos tus amigos, no tus fans. Lo de llamar la atención compartiendo desde los más bellos hasta los más ridículos detalles de nuestra existencia dejémoselo a las celebridades, ¿no creen?

Nos leemos en un tris,
Dori dori

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi novia con su segundo articulo en su blog. Tremendo! Esta entrada tienes toda la razón. La gente ridícula que no tiene mas nada que hacer y esta todo el día en Facebook y poniendo en sus perfiles comentarios y fotos que a nadie le importa un carajo! (http://www.facebook.com/photo.php?fbid=188372084608687&set=a.188372077942021.38585.188371444608751&type=1&theater …. Para la gente que escribe comentarios innecesarios y sin importancia)
Me encanta el dicho de mi suegra. “ Lo poco agrada y lo mucho enfada”

Buen articulo amor!

- Ricardo tu novio que te ama mucho

Dori Dori dijo...

Gracias cariño!!!

vampiritagirl dijo...

No puedo estar más de acuerdo con lo expresado en aquí. La gente ha llegado a pensar que las redes sociales es un tipo de diario o cronología. Sí, haces lo que quieras con tu perfil, pero olvidan que todo lo que publiques queda al alcance de cualquier.

Las redes sociales pueden ser tanto una ventaja como un peligro. En lo personal, soy de las que cuidan lo que publican. He visto estados y tweets que llegan a los extremos de lo vergonzoso y estúpido. Y sin duda en mis redes se encuentran todo tipo de personas adictas. Esta el que siempre publica lo que hace, el que pone foto de todo lo que como y compra, el tiene en sus estados siempre incluído la localización dónde se encuentran. Y también me he topado con el que publica cada vez que va al baño y lo que hace. Y si, era mujer.

Crees que la sociedad hemos llegado a un extremo donde no sabemos que existen cosas que no debemos divulgar públicamente. La necesidad de llamar la atención nos ha vuelto insensatos y no lleva a poner vida en un peligro, sin exagerar.

Dori Dori dijo...

Bien dicho vampiritagirl! Es una locura! A veces me quedo en shock con todo lo que veo, es como si ya no importara nada!!! Es justo como has expresado una necesidad de llamara la atención. Terrible por demás. Muchas gracias por leerme y por tan buen comentario!!!

Saludos!

RebecaMg dijo...

Me acuerdo que hace un buen tiempo, hace casi dos años, pasaba un tiempo ridículo en facebook. Eso, sí, no llegué nunca al extremo de publicar mis comidas, horarios de gym, o eso de hacer fotos impúdicas (esto en especial me aterra, muchas menores de edad hacen cosas como estas solo por los likes en facebook, ¡por favor!).
Pero sobrevaloraba facebook, esa es la verdad. Afortunadamente, lo estoy superando; por "x" o "y", pero la verdad ahora me aburre demasiado y sólo lo dejo para aquellos a quienes no tengo cerca. Creo que ahora hasta mi mamá pasa más tiempo en facebook que yo jaja
Pero tienes toda la razón hay muchas personas que dedican más tiempo y esfuerzo a las redes sociales que a las personas que tienen cerca. Tengo amigas que son así, viven por y para su blackberry y cuando salimos al café, no platican por estar chatendo en su teléfono ¬¬

Dori Dori dijo...

Cierto, es ridículo a niveles extremos lo que la gente hace por "likes" ya parecemos zombies pegados al móvil todo el tiempo. Gracias por leerme y comentar!!! Besos :)

Sthep Stronger dijo...

Pues, Dios... Tienes razón!
Y creo que la foto que dices, también la vi. Y fue como poner el botoncito de Trauma ON.
Jajaja!
¡Saludos!

Dori Dori dijo...

Gracias Sthep Stronger por leerme!!! Pena por lo del trauma, jajaja un gran saludo!!! :)

Publicar un comentario

¿Te gustó? ¿Lo odiaste? ¡No importa! De todas formas quiero saber tu opinión, así que no dudes en comentar, siempre y cuando sea con respeto. ¡Gracias por leerme!

Con la tecnología de Blogger.

Follow

Contact Us

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Translate

 

La Bella Vita di Dori Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger